U.3 El tiempo y el clima

1. Tiempo y clima.

Llamamos tiempo atmosférico al estado en el que se encuentra la atmósfera en un lugar y un momento concreto; y clima a las condiciones atmosféricas de un lugar concreto que se repiten cíclicamente a lo largo de un año.

La atmósfera es  la capa gaseosa que envuelve  a la Tierra. Tiene un espesor de más de 1.000 km y los gases que contiene filtran parte de los rayos solares que llegan a la superficie.

U3 Estructura de la atmosfera

Fuente: Ed. Vicens Vives

 

2. Factores del clima.

Los factores más importantes que condicionan el clima:

  • El Sol. En las zonas polares los rayos solares llegan con mucha inclinación lo que provoca que llegue poca energía calorífica. En el Ecuador llegan prácticamente perpendiculares, por lo que la insolación en esta zona es mayor y las temperaturas son altas. Por tanto la latitud es uno de los factores que más inciden en las características del clima.
  • Distancia respecto al mar. En verano o durante el día, las aguas marinas y los continentes absorben parte de la radiación solar y calientan el aire. Durante el invierno o la noche se enfrían desprendiéndose del calor acumulado, pero como el agua tarda más tiempo en enfriarse que la Tierra, se producen desplazamientos de masas de aire que suavizan el clima de las zonas próximas al mar. Por tanto la influencia de la distancia respecto al mar recibe el  nombre de continentalidad.
  • La orientación. Este factor está relacionado con la exposición al Sol y a los vientos dominantes. En las zonas montañosas las vertientes expuestas al Sol (solanas) siempre son más cálidas y secas que las zonas de umbría. La exposición a los vientos dominantes influirá en los elementos climáticos según sean las características del viento cálido o frío húmedo o seco.
  • La altitud. La temperatura disminuye a medida que aumenta la altitud (unos 0,6 ºC por cada 100 m) Esto se debe a que, a más altura, las capas de aire son menos densas porque este se expande y, al expandirse se enfría.

3. Los elementos del clima

El clima de una zona depende de ciertos elementos, principalmente temperaturas, precipitaciones, los vientos, la humedad del aire y la presión atmosfércia. Estos elementos varían de unos lugares a otros porque están condicionados por distintos factores, como son la latitud, la altitud y la distancia al mar.

3.1. La temperatura.

La temperatura es la cantidad de calor que tiene el aire de la atmósfera. Según  la incidencia de los rayos solares sobre la superficie de la Tierra podemos distinguir tres zonas climáticas distintas:

  • Una zona cálida entre los dos trópicos. En ella, los rayos solares inciden total o prácticamente perpendiculares durante todo el año. Por ello, las temperaturas son elevadas y hay muy pocas diferencias de temperatura entre unas estaciones y otras.
  • Dos zonas templadas, situadas entre los trópicos y los círculos polares. En estas zonas, los rayos solares inciden de forma más inclinada que en la zona cálida. Por ello, las temperaturas son más moderadas y se nota más la variación de las estaciones.
  • Dos zonas frías, en los círculos polares. En estas zonas, los rayos solares inciden de manera muy oblicua durante todo el año. Por ello, las temperaturas son siempre frías.

3.2. La humedad y las precipitaciones.

La humedad es la cantidad de vapor de agua que hay en la atmósfera y se mide con el higrómetro.

La precipitación es la cantidad de agua caída sobre la superficie terrestre procedente de la condensación de vapor que contiene el aire en forma de lluvia, nieve, granizo, etc. Las precipitaciones son más abundantes en el Ecuador y descienden hacia los polos, pero también aumentan con la altitud y con la proximidad a mares y océanos.

Las precipitaciones se producen por el vapor de agua originado por la evaporación del agua de océanos, ríos, mares, plantas y diversos seres vivos. Este vapor se enfría, condensándose y adquiriendo una forma líquida. De esta manera se forman las nubes, que junto con otros agentes provocan las precipitaciones. Éstas pueden ser en forma de nieve, granizo o lluvia.

Las precipitaciones pueden ser de tres tipos:

  • Por convección: Cuando masas de aire cálido, ascienden en altura, y posteriormente se enfrían, se genera precipitación. Son típicas de regiones cálidas y húmedas.
  • Orográficas: Las masas de aire caliente ascienden sobre un relieve montañoso. Seguidamente el aire se enfría lo suficiente como para formar nubes y precipitar en forma líquida. Son típicas de regiones montañosas.
  • Frontales: Cuando dos masas de aire de diferentes temperaturas, chocan de forma frontal, la masa de aire caliente asciende por encima de la de aire frío, enfriándose a su vez. Son las conocidas tormentas de verano, y en algunos casos, en nuestro país originan la “gota fría”.

3.3. La presión atmosférica y el viento.

La presión atmosférica es el peso o la fuerza que ejerce el aire sobre la superficie terrestre. Se mide con el barómetro y se expresa en milibares (mbs), siendo la presión normal 1013 hp. Cuando el aire se calienta, asciende provocando que la presión atmosférica disminuya, hablamos entonces de bajas presiones, que predicen inestabilidad y mal tiempo.

Fenómenos climáticos extraordinarios.

Hay fenómenos climáticos difíciles de predecir. A veces, aunque se prevé su aparición, no existen los medios para hacerles frente y provocan graves desastres de consecuencias catastróficas. Los más importantes son:

Inundaciones

Una inundación es causada por un ascenso rápido y masivo del nivel del agua del mar, la crecida de un río o las lluvias torrenciales que los terrenos son incapaces de absorber.

Sequías

La sequía se produce cuando llueve en un lugar menos de lo habitual para el clima de esa zona y esta escasez de precipitaciones se prolonga durante un largo período (meses). Es, por tanto, un concepto relativo.

La sequía puede darse en cualquier lugar, pero las zonas con lluvias estacionales son las que están más expuestas a sufrirla. Las sequías se ven agravadas por el aumento del consumo de agua y para paliar sus efectos se construyen embalses.

Las sequías prolongadas pueden provocar la desertización de una región, es decir, la degradación de la calidad de la cobertura vegetal y del suelo.

Huracanes

Un huracán es una gran tormenta con fuertes y constantes vientos y lluvias. Las ráfagas de viento oscilan entre los 120 y los 250 km/h, e incluso pueden sobrepasar los 300 km/h; se producen precipitaciones de entre 300 y 600 mm en solo unas horas.

Los huracanes se forman sobre los océanos, cuando las aguas están muy calientes, por encima de los 27 °C. El agua tan cálida se evapora en gran cantidad y origina esas inmensas tormentas. El huracán va perdiendo fuerza conforme se adentra en el continente, pero en su desplazamiento provoca efectos devastadores como inundaciones en tierra y hundimientos en mar.

4. La previsión del tiempo.

La meteorología es la ciencia que estudia el estado del tiempo, para lo que utiliza medios muy diversos desde los simples barómetros a los satélites espaciales que nos transmiten imágenes de la atmósfera, miden la radiación terrestre para conocer las temperaturas y nos permiten ver la evolución de las nubes, los frentes y cómo se forman las tormentas.

5. La diversidad de climas de la Tierra.

Como hemos visto el clima es el conjunto de manifestaciones atmosféricas que se producen en una región durante un año. La combinación de todos los elementos del clima (temperatura, presión, humedad, precipitaciones y vientos) y de los factores climáticos (latitud, continentalidad, altitud y orientación) da lugar a los diferentes climas de nuestro planeta.

Clima del mundo

Los climas del planeta (FUENTE: www.kalipedia.com)

Materiales para repasar.

Materiales para ampliar.

  • ClimaTIC. Web de Jesús Peña que explica las claves que se deben conocer para entender correctamente el funcionamiento de la capa atmosférica. Con ejercicios incluidos.